Euríbor

LA VIVIENDA EN ESPAÑA ESTÁ SOBREVALORADA

Informa elmundo.es a raíz de un estudio realizado por el Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana, que la vivienda española está sobrevalorada en un 40%.

En la presentación de este informe, sus responsables explicaron que España ha vivido un “innegable boom inmobiliario” desde 1998, debido a varias cuestiones, entre ellas: la emancipación de la generación del ‘baby boom’, las restricciones de los mercados de alquileres y del suelo y, “muy especialmente”, debido a la política monetaria expansiva llevada a cabo desde la llegada del euro.

Según dice este diario digital, el ratio a través del cual podemos observar esta sobrevaloración de precios, es la comparación entre los costes de venta de las viviendas y los costes del alquiler.

A esta relación en el estudio la han denominado “PER”, al igual que en el vocabulario bursátil se llama al número de veces que el beneficio neto de una empresa se encuentra incluido en el precio de cada una de sus acciones.

Tomando como referencia este indicador, el estudio desvela que, en 2007, las casas españolas presentaron un sobreprecio entorno al 40%, ya que el “PER de la vivienda” alcanzó la cota del 32’2 frente a su media histórica que entre 1985 y 1999 ha sido de 19,5.

La subida se ha agudizado durante los útlimos 10 años debido, fundamentalmente, a la reducción de tipos de interés llevada a cabo en este periodo.

Comparándolo con otros datos, en cuanto al contexto internacional se refiere, el PER más allá de nuestras fronteras se ha visto incrementado notablemente en los últimos años pero aún dista mucho de situarse en el valor que ha alcanzado el PER español, por ello, España es el segundo país occidental, después de Mónaco, con el PER más elevado en la vivienda.

Afirman los responsables de este informe que, durante los últimos años, los inversores han estado obteniendo rentabilidades de los alquileres reducidas debido al constante incremento en los precios de las viviendas.

Por ello, añaden que los el precio del alquiler experimentará “fuertes incrementos” en los próximos tiempos para compensar la revalorización de las viviendas en propiedad como activo y así, el per volverá a la cifra del 20%.

Desde el instituto Juan de Mariana creen que, para evitar que ese ajuste se produzca de forma brusca, debería frenarse el crecimiento artificial de la demanda así como la contracción de la oferta por las restricciones actuales a la urbanización de suelo para la edificación.

Por último, el Observatorio concluye que el precio tendrá que caer “irremediablemente”, hasta el punto de que según ellos, “no hay que descartar un derrumbe”.

  Mar Criado

Etiquetas: