Euríbor

La tasa de morosidad se triplica en un año

El mes de diciembre de 2008 cerró con la tasa de morosidad en el 3,286 por ciento, por lo que el pasado año concluyó con el nivel más alto registrado desde septiembre de 1997, cuando la morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito a particulares y empresas se situó en el 3,297 por ciento.

Este valor significa un incremento de 0,168 puntos respecto a la tasa de noviembre, que se situó en el 3,118 por ciento, y más de tres veces superior a la de diciembre de 2007, cuando la tasa registrada fue del 0,848 por ciento.

Con el incremento de diciembre, la morosidad acumula 18 subidas consecutivas y, según los expertos del sector, la tasa seguirá subiendo en 2009, año en el que podría alcanzar la cota del nueve por ciento.

Según informa Europa Press, el saldo total de créditos concedidos por bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito alcanzó los 1,80 billones de euros al término del ejercicio 2008, de forma que se situó un 8,4 por ciento más alto del registrado al cierre de diciembre de 2007. Mientras que el saldo de créditos dudosos aumentó en 3.052 millones de euros con respecto a los 56.444 millones del mes de noviembre, hasta situarse en 59.496 millones de euros al cierre de diciembre.

Este dato no recoge la morosidad de los establecimientos financieros de crédito (ECF), que tienen una tasa de impagos muy elevada, que al cierre de 2008 se colocó en el 6,09%, y un saldo crediticio muy bajo, que alcanzó 59.573 millones. Si incluyésemos los datos de estas estas entidades, la morosidad total del sector en diciembre se elevaría al 3,37 por ciento de los créditos concedidos por las entidades de crédito a particulares y empresas, con un saldo que ascendería a 1,86 billones.