Empresas

La selección de Francia como un desastre empresarial

Doll Sitting At French Euro Sign

Tras su eliminación en el Mundial de Sudáfrica 2010, tras un empate contra Uruguay (0-0), derrotas contra México (0-2) y Sudáfrica (1-2), Francia se encuentra en una gran crisis deportiva, que excede los ámbitos de lo meramente futbolístico para insertarse en lo moral y, desde luego, lo empresarial. Un artículo del suplemento económico del diario Argentino Clarín hace un recuento de los errores administrativos, logísticos y de dirección que llevaron al desastre de la selección gala.

La falta de estrategia francesa

Si en una empresa, la estrategia es la forma en que la empresa piensa alcanzar sus objetivos, en el fútbol es la suma de factores que el entrenador orquesta sobre la mesa para ganar el partido. El juego sin estrategia no sólo resta espéctaculo y produce balonazos sin orden, es también un desastre. No importan en ese caso las grandes individualidades (los grandes jugadores), si no hay estrategia, un equipo menor puede acabar con el tuyo.

El equipo francés, por lo menos ocho meses antes del Mundial, carecía de una estretagia clara. En ese entonces se filtró a la prensa un comentario del delantero Thierry Henry al entrenador Domenech: “Coach, nosotros también tenemos algo que decirle. Y hablo en nombre del grupo. Nos aburrimos en sus entrenamientos. Hace 12 años que estoy en el equipo de Francia, y nunca estuve en esta situación. No sabemos cómo jugar, dónde ubicarnos, cómo organizarnos. No sabemos qué hacer. No tenemos ningún estilo, ninguna idea directriz, ninguna identidad. Esto no va”.