Finanzas

La revolución de los deudores

Depositphotos_5762639_original

Ante la debacle financiera que sacudió a la banca norteamericana, los CEO de los grandes instituciones crediticias decidieron pasar el costo de su salvación a sus clientes, y crearon un tsunami de morosidad con políticas de flexibilización discrecional de sus tipos de interés, en particular con la forma más popular de crédito para el consumo, las tarjetas.

Cuando se recrudeció el paro y el congelamiento del consumo en los Estados Unidos, los bancos capitalizaron mediante el cobro de intereses confiscatorios y comisiones a todas luces abusivas.

Ante esa situación, una residente de California, Ann Minch, decidió que no pagaría sus adeudos de la tarjeta de crédito hasta que su banco, Bank of America, no devolviese a la tasa de interés que había contratado con ellos, un 12,99%.

El foro que Ann eligió para su protesta: Youtube. Consiguió 4 millones de visitas. O hay que decirlo así: fueron necesarias 4 millones de visitas para que los responsables del Bank of America se pusieran en contacto con ella. La razón: que Ann argumenta en su vídeo que los bancos no juegan limpio, pues reciben fondos a interés cero de la Reserva Federal. Dinero que después prestan al público, cobrando altos intereses y altísimas comisiones.

Ann Minch se ha convertido en una portavoz de todos aquellos que han sido víctimas de las prácticas usureras de la banca, y nos da una buena razón para aprender inglés y usar YouTube.