Vivienda

La rebaja del IVA al 4% anima el mercado de la vivienda nueva

El mercado de la vivienda nueva y la rebaja del IVA

Al menos eso proclaman los promotres inmobiliarios murcianos, que han notado un aumento del interés por las promociones de obra nueva desde que entró en vigor la rebaja del IVA del 8% al 4% para la compra de vivienda nueva, hace diez días.

Apenas hay movimiento en el mercado inmobiliario. Por eso, como “la situación es muy delicada, cualquier incidencia de este tipo se nota”, explica José Hernández, presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Región de Murcia (APIRM). En todo caso, espera que los efectos sean más notorios en los próximos meses, según se vaya aproximando la fecha límite para beneficiarse de esta reducción del IVA, que es el 31 de diciembre. La proximidad del plazo puede servir para animar a los indecisos que siguen esperando que los precios de los pisos bajen todavía un poco más de ese casi 20% que se h aproducido durante los últimos tres años.

Confusión sobre los beneficios fiscales por la bajada del IVA

Lo que también advierten los promotores murcianos es la confusión de algunos agentes y muchos ciudadanos a la hora de calcular el alcance real que supone la reducción del IVA al 4%. Insisten en que la reducción fiscal se aplica sólo a las primeras transmisiones, es decir, a la compra directa de vivienda nueva, ya que es la única a la que se aplica el impuesto del IVA. Esta rebaja no se aplica, pues, a las segundas transmisiones o viviendas de segunda mano, ya que a éstas se les aplica el Impuesto de Transmisiones, de competencia autonómica y que en la Región de Murcia es del 7%.

Resulta, por ejemplo, que buena parte del stock de viviendas vacías al que se quiere dar salida con esta rebaja pertenece, precisamente, a las entidades financieras. Bancos y cajas poseen ahora mismo un elevado patrimonio inmobiliario. Muchas de estas viviendas, sin embargo, ya no son nuevas pues han cambiado de propietario: la crisis económica ha generado muchos impagos, tanto de hipotecas como de promociones inmobiliarias, y con ellos muchos embargos. Estas viviendas, por lo tanto, ya tuvieron un dueño original y ahora se consideran de segunda transmisión, por lo que en realidad es la banca la que decidirá si aplica la rebaja del IVA a estas viviendas a la venta.