Vivienda

La reacción de Hoskins

desahucios

Hasta hace un tiempo, el ciudadano norteamericano Terry Hoskins, era una persona con un negocio propio y una vivienda que podemos calificar de promedio. Pero las cosas se le complicaron cuando el Internal Revenue Service, embargó su negocio, quedando en una situación especialmente frágil.

Al perder los ingresos de su fábrica de alfombras, no pudo hacer frente a la hipoteca que pesaba sobre su vivienda. Según él, gastó fortunas en abogados para revertir la situación, cosa que no pudo hacer. La deuda era de 160 mil dólares, y el banco decidió ejecutar la hipoteca.

Entonces Hoskins reaccionó de una forma totalmente inesperada. Demolió la vivienda. Si no era para él, no era para nadie.

Si esto ocurriera en nuestro país, su situación se vería especialmente agravada, ya que la hipoteca pesa sobre el deudor, no sobre el bien. Seguramente se sacaría muy poco en la subasta, lo que haría que la deuda fuera más complicada de resolver.

Pero que fue una reacción interesante, aunque de dudosa legalidad, lo fue.