Vivienda

La negociación previa

Business meeting

A todos quienes hemos trabajado alguna vez dentro del rubro inmobiliario vendiendo, nos ha pasado encontrar esas parejas de compradores donde no hay ni un punto de acuerdo. El quiere ver pisos, ella chalets. El quiere tres dormitorios, ella no puede sin cuatro. Y así con cada simple detalle, al punto que muchas veces uno se ve tentado a sugerir que lo mejor es que busquen una casa para cada uno. Son clientes que dan mucho trabajo  y la responsabilidad de que ese trabajo sea efectivo es nuestra.

Hay una negociación previa dentro de esa pareja que siempre debe hacerse cuando se sale a hacer una compra de este nivel de importancia. Cuando nos ocurre lo que hoy os cuento, parte de nuestro trabajo es inducir y porque no, guiar, esa negociación interna.

Tal vez no sea necesario más de una o dos conversaciones para que ellos mismos encuentren esos puntos en común. Lo que no tiene sentido es salir a mostrar pisos y chalets a quienes no nos van a comprar hasta que no se entiendan entre ellos.