Finanzas

La ley hipotecaria favorece los embargos

Un eslabón más viene a complicar la vida a las familias que pagan hipotecas: la reforma de la ley hipotecaria que aún no cumple medio año, y ya es un dolor de cabeza. En particular por la cláusula que demanda la inclusión en el asiento registral de las todas las condiciones de una hipoteca.

Antes sólo se asentaban las condiciones inherentes a la hipoteca (o cláusula de trascendencia real). Ahora hay que detallar todas las condiciones, incluidas las cláusula personales, es decir: aquellas que pactan el banco y el deudor para el pago de la hipoteca.

¿En dónde está el agravante? En que si para la concesión de una hipoteca es necesaria la contratación de un seguro de vida, el impago de este seguro podría ser causal de embargo, aunque los pagos del crédito estén al día.

Ante esta reforma, lo recomendable es recibir la asesoría legal de registradores que informen sobre cláusula abusivas y las reporten ante un juez, para evitar ejecuciones de hipoteca sorpresa en el futuro debido a condiciones de contrato menores que oculten una intención confiscatoria.

 

  • Pingback: Blog de Reunificación y Deudas