Finanzas

La justicia da la razón al consumidor en los casos de ‘Swaps’ y preferentes

Report - interest rates

Las preferentes fueron uno de esos productos que dieron mucho que hablar en España. Fueron cientos los afectados en todo el país, y en muchos casos, de hecho, en la mayoría, se trataba de personas con nulos conocimientos del mundo financiero a los cuales por norma no se les debería haber vendido dicho producto. Sin embargo, mientras desde el gobierno apenas se buscó una solución al asunto justa para quienes parecía lo perdieran todo o casi todo buscando un depósito rentable, la justicia sí parece darles la razón.

De hecho, en el 90% de los casos que se han llevado a los juzgados de nuestro país en los que se han tratado ‘Swaps’ y preferentes se le ha dado la razón al demandante; es decir, al consumidor frente a las entidades bancarias que abusaron de su poder comercial para embaucarles en un negocio que sabían acabaría mal.

Los datos que te estamos contando hoy provienen del Observatorio de la Jurisprudencia de Productos Financieros Complejos, y estiman que tanto en primera instancia como en cuanto a apelaciones, casi todos los que han recurrido al sistema judicial han logrado recuperar su dinero. Peor suerte han corrido los que se han dejado llevar por las propuestas más rápidas, que han tenido que asumir pérdidas importantes de su capital invertido.

Empresas y preferentes

Pero no solo los particulares se vieron metidos de lleno en el mundo de las preferentes. De hecho, algunas empresas también recibieron un mal asesoramiento y acabaron con este tipo de productos. Precisamente con ellas, la justicia parece seguir el mismo patrón que con los clientes individuales. El 91% de las que llevaron a juicio estos casos, obtuvieron en primera instancia resolución positiva. Además, ante Audiencias, lo consiguieron también más del 60% de ellas.

Así que parece que la justicia española ha considerado muy injusto ese producto que a día de hoy está demonizado por muchas razones.