Finanzas

La influencia de la religión en la economía V: ¿Qué se puede hacer con Dios?

Charitable Giving

Y si la religión demuestra ser un factor del desarrollo económico, ¿cuál es el paso a seguir? ¿Abrir iglesias, fundar estados seculares, estudiar la Biblia en las escuelas de economía?

La religión sólo es uno de los muchos factores que influyen en la economía, y sus efectos son muy lentos. La revolución industrial alemana ocurrió 3 siglos después de las tesis de Martín Lutero. Muchos países católicos pasaron al islamismo en el transcurso del siglo XX, y no está claro cuál es el efecto de esa transformación.

La religión tampoco tiene el mismo efecto de otras épocas como difusor de las leyes y el conocimiento, además de que los escándalos en el seno del catolicismo por abuso de menores le ha restado poder como “vigía moral”.

Tampoco parece viable que los gobiernos se acerquen a la figura de los estados seculares. Reproducir una institución si su mística y elementos intangibles es ruinoso. Así pasó cuando se intentó cambiar el Vaticano por Avigñon en el siglo XIV y, en nuestros tiempos, cuando se intentó exportar el modelo de Silycon Valley a otras partes del mundo, sin la cultura y la historia de la Bahía de Los Angeles. Una autoridad religiosa que se emula sin los componentes culturales que ha introducido en la sociedad está destinada al fracaso.

Para Barro y McCleary, los resultados de su investigación sólo ayudarán si los gobiernos toman en cuenta esta relación entre religión y desarrollo económico, y eviten regulaciones que sofoquen las practicas religiosas que pueden llevar a reducir la pobreza qeuí en la Tierra.