Economía

La eurozona en manos de España

Heart giving

Los últimos días estamos viendo una pequeña regresión de los datos económicos en España, y es que todo parece apuntar a que los cada vez más conocidos casos de supuesta corrupción política en nuestro país nos están abocando a una imagen de desconfianza para los mercados e inversores, que son crucialmente quienes deben vernos con buenos ojos para poder salir adelante de la situación crítica por la que llevamos años atravesando. Así, la prima de riesgo ha vuelto a dispararse en la jornada de hoy, llegando a superar los 380 al cierre de la sesión. Por su parte, el IBEX-35, pese a haber conseguido mantenerse por encima de los 8.000 puntos básicos, ha sufrido una leve caída respecto a ayer.

A pesar de que haya quienes ven brotes verdes y hablan de recuperación y crecimiento a finales de este año, también los hay que opinan que España tiene problema para tiempo. En este sentido han ido hoy las declaraciones de Ed Parker, ejecutivo de la agencia de calificación Fitch. El principal problema al que se enfrenta la economía española es el de la deuda pública. Parker asegura que serán necesarios varios años de austeridad para poder corregir este desajuste. Es importante que el la lucha por los objetivos de déficit público acordados sea llevada a cabo con la máxima precisión posible, ya que según Parker la recuperación de la zona euro depende sin lugar a dudas de la recuperación de España, la cuarta economía de Europa.

  • https://twitter.com/xxagfxx Andres Gonzalez

    Tenemos serios problemas estructurales. En nuestro país todo es estatal, financiado por el Estado, y por tanto trabajan para el Estado y no para la Nación (partidos políticos, poder legislativo, sindicatos, judicatura, medios de comunicación, bancos, Tribunal de Cuentas, colegios profesionales etc…). Apenas hay sociedad civil y el poder constituyente recae en los dos secretarios generales de los dos partidos mayoritarios, controlando el ejecutivo, legislativo y judicial.
    En una sociedad como la nuestra, donde está penado por ley la malversación de caudales públicos, la administración desleal empresarial en el ámbito privado, etc. no es comprensible que éstos políticos, llamados así mismos gestores, no estén cumpliendo penas de cárcel y todo su patrimonio, tanto el visible como el no visible, embargado a favor de la ciudadanía el que tenga responsabilidades de gestión, que lo juzguen. No comprendo como no existen órganos de supervisión de éste tipo de transacciones. No comprendo como el gobierno hace oídos sordos cuando esta viendo este mapa de corrupcion y favorece la malversación.