EconomíaGuías prácticas

La cuenta nómina de ING DIRECT

Hands with gold coins on yellow background

En el momento económico que estamos viviendo, cada vez se hace más difícil llegar a fin de mes y cada vez es más importante ahorrar hasta el último euro. Al mismo tiempo, los bancos tienen la necesidad de captar dinero nuevo y compiten entre ellos para captar nuevos clientes ofreciendo gran variedad de ventajas para los ahorradores y para captar las nóminas de todos nosotros.

Por eso, ha llegado el momento de decidirse a formar parte de los más de dos millones y medio de personas que tienen su cuenta en ING DIRECT. En un mundo cada vez más despersonalizado, abriendo la cuenta nómina con ellos, sentirás que eres un cliente importante en una entidad importante, independientemente del  grosor de tu saldo.

Formando parte de esta amplia red de oficinas naranjas, todo lo que vas a conseguir  son ventajas. ING DIRECT ya fueron pioneros a la hora de no cobrar comisiones por cualquier cosa que se haga (ingresar cheques, transferencias, gastos de correo, mantenimiento de la cuenta, etc.). Y dispondrás de todos los cajeros de la red 4B en toda España para sacar dinero a débito.

Con ING DIRECT no tendrás sorpresas después (gastos), pues basan su éxito en la transparencia y en la gestión eficiente de sus costes: ellos reducen costes y tú ganas más.

Siendo cliente del Fresh Banking no tienes que cumplir ningún período de compromiso, en cualquier momento podrías marcharte sin penalizaciones ni nada.

También la  tarjeta de crédito y débito son totalmente gratuitas, incluso te avisan con un mensaje de texto a tu teléfono móvil, cada vez que realizas una operación con la tarjeta.

Es realmente un hecho diferenciador, que con ING DIRECT no has de andar renegociando condiciones continuamente y leyendo la letra pequeña con lupa. Desde el primer momento, dispones de productos simples, con condiciones transparentes y de fácil operativa. Y para los menos acostumbrados a las cuentas online, también tienen un servicio de atención telefónica a todas horas.

Por todo esto, no lo demores más ni busques más, abre tu cuenta nómina ING DIRECT, o la pensión o la prestación de desempleo.  Aunque para disfrutar de las ventajas de tener una cuenta con ellos no es obligación ‘sine qua non’ domiciliar la nómina, tienes otras opciones, consúltalo en alguna de sus numerosas oficinas naranja.