Empresas

La creatividad: ¿es tan buena como dicen?

creatividad

Con la reinvención que viene sufriendo el trabajo, la creatividad es uno de los factores que cada vez gana más valor en detrimento de otros (como la experiencia o la formación), y los mitos y exageraciones a su alrededor cunden, y no permiten apreciar en el verdadero valor de la creatividad un componente esencial de la vida profesional y empresarial, que más que un valor en sí en mismo un catalizador que impulsa los proyecto, pero no es suficiente para consolidarlos.

Entonces: ¿Qué es la creatividad?

Juan Carrión en su blog Jano 2.0 ensaya algunas respuestas

Creatividad no es igual a inteligencia: No es necesario un alto IQ para ser creativo, con lo que el ser creativo no implica necesariamente la inteligencia en lo que se genera, ni su posibilidad o conveniencia

Creatividad no es juventud: los jóvenes no son necesariamente más creatividad, pero es verdad que las personas con más edad están más cerradas a nuevos puntos de vista por miedo o por experiencia

La creatividad no es riesgo: una de las aseveraciones más peligrosas sobre el valor de lo creativo. Romper las reglas y salirse del entorno habitual no es mérito, y mucho menos algo aconsejable. El valor de lo creativo está implícito en su capacidad para crear seguridad, continuidad y productividad, no adrenalina.