Finanzas

La clonación de tarjetas, un gran riesgo

Credit cards on a keyboard


Nunca se advertirá de sobra acerca del peligro que significa la clonación de tarjetas,
una práctica criminal, silenciosa y rápida, que en unos segundos puede significar la ruina del titular de una tarjeta.

El skimming,
como se ha dado en llamar esta práctica, consiste en el uso de tecnologías de punta para recoger los datos bancarios y trasmitirlos a una nueva tarjeta, que sería la clonada, y que puede ser utilizada para realizar transacciones fraudulentas… a cargo del cliente.

La clonación de una tarjeta se realiza con tal premura y naturalidad que la víctima no se percata de que, en una operación aparentemente normal, le ha sido robada su identidad y el acceso a sus cuentas asociadas a la tarjeta. Los ladrones pueden realizar compras y retiros de dinero hasta donde el límite de crédito y el saldo de la víctima se los permita.

¿Cómo evitar ser víctima del skimming?

Lo primero es evitar ese ilusorio escudo del “a mí no me va a ocurrir”. Cualquier titular de una tarjeta puede ser víctima del skimming.


Continúa…