Euríbor

La cesta de la compra se rebaja un 16%

Depositphotos_22652309_m

La cesta de la compra de productos de primera necesidad, como la leche, el pan, la pasta o el arroz, ha reducido su precio hasta un 16 por ciento en los supermercados, según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), recogido por Europa Press. Concretamente, en lácteos se ha notado la bajada especialmente en las marcas de distribuidor, al pasar el precio medio por litro de leche de 76 a 65 céntimos (-12 por ciento), mientras que el ‘pack’ de 4 unidades de los yogures ha pasado de 61 a 56 céntimos (-8,2 por ciento).

Los derivados del trigo también han ajustado su precio, acercándose al que tenían a finales de 2006. Así, la barra de pan cuesta ahora 52 céntimos de media y el pan de molde tamaño familiar ha bajado de una media de 2,34 a 2,22 euros (-5,1 por ciento). Por su parte, la pasta ha protagonizado las bajadas más significativas, al descender su precio entre un 14 por ciento y un 16 por ciento, según las marcas.

Un informe de TNS Worldpanel destaca asimismo que, por primera vez en los últimos años, el mercado de gran consumo disminuyó en valor un 2,4 por ciento en el segundo trimestre y un 0,3 por ciento en el semestre. En términos de volumen, la consultora aprecia ya signos de recuperación en el sector, ya que en el segundo trimestre el consumo creció un 2,3 por ciento en volumen, lo que provocó un crecimiento semestral del 2,6 por ciento, el mayor de los últimos dos años y medio. El informe de TNS Worldpanel achaca el abaratamiento de la cesta de la compra a la bajada continuada del IPC provocada por el descenso de los precios de los fabricantes y la continua búsqueda de opciones más baratas por parte del consumidor, y a un cambio en el mix de marcas y de enseñas que ha favorecido las opciones más económicas, como las marcas del distribuidor y las enseñas posicionadas en precio.

Por subsectores, sólo los productos frescos perecederos crecieron por debajo del 2 por ciento en volumen; la alimentación envasada (incluyendo bebidas) mantuvo su crecimiento del 2,4 por ciento, mientras que la perfumería creció un 2,6 por ciento y la droguería un 3,8 por ciento. En términos de valor, los mayores retrocesos se centraron en los sectores de perfumería (-6,3 por ciento) y productos frescos (-3,4 por ciento), por ser éstos los que acusaron en mayor medida la disminución del precio pagado por el consumidor con caídas del -8,6 por ciento y un -5,0 por ciento respectivamente. En droguería y alimentación envasada la reducción de precio pagado se situó en un 1,8 por ciento y un 3,1 por ciento respectivamente.

Por su parte, el Observatorio de Precios del Comercio Minorista, cuyos últimos datos presentó el Ministerio de Industria el pasado julio, constata que los precios de la cesta de productos de alimentación se han reducido en las 56 grandes ciudades analizadas, con bajadas de entre el 1 por ciento y el 7,5 por ciento durante el segundo trimestre del año respecto al trimestre anterior.

Así, Ávila se mantiene como la ciudad con los precios de alimentación más reducidos, seguida de Salamanca, Vigo, Toledo y Logroño, mientras que Pamplona, Bilbao y Gerona, figuran entre las más caras, junto con Las Palmas y San Sebastián. La diferencia de precios entre la ciudad más cara y la más barata se sitúa en un 15 por ciento, tres puntos menos que en el primer trimestre.

Por otro lado, las cadenas de distribución han reducido los precios de los productos de alimentación un 3,2 por ciento de media. Las empresas que más abarataron su oferta de alimentación fueron Eroski Center (-6,6 por ciento), Caprabo (-4,9 por ciento), Sabeco (-4,7 por ciento), Alcampo (-4,3 por ciento), Supercor (-4,3 por ciento), Mercadona (-4 por ciento) y El Corte Inglés (-3,7 por ciento).

Fuente: Europa Press

Etiquetas: