Empresas

La CEOE no quiere pagar más impuestos

ceoe

Los empresarios han redactado un elaborado documento en el que exponen sus consideraciones sobre el aumento de los impuestos y las retenciones que se pagan al Estado. Para la CEOE no es el momento de incrementar los impuestos, sino de apostar por una reducción de los mismos.

La subida de impuestos ya no genera ganancías

Este es uno de los argumentos que la patronal ha presentado para justificar el documento en el que solicitan que se rebajen los impuestos por trabajador que deben pagar las empresas. Según los empresarios, seguir subiendo impuestos a las empresas, reduce las posibilidades de contratar a más trabajadores y, por lo tanto, tiene un efecto negativo sobre las tasas de empleo.

La eliminación del impuesto de patrimonio también está recogida en la propuesta, y consideran esencial una reducción de la presión fiscal, sobre todo para las grandes empresas, en opinión de la patronal, las empresas no deberían tener distintos baremos de impuestos en función de su tamaño.

Pocos impuestos por consumo

La patronal muestra su preocupación por los escasos datos de consumo. Las estadísticas indican que España es el país de Europa en el que menos impuestos se recaudan por el consumo de bienes y servicios. En realidad, será difícil que el consumo recupere los buenos datos de antes de la crisis cuando los trabajadores se ven obligados a pagar más impuestos y las empresas siguen sufriendo la sangría de las administraciones.

El otro objetivo que busca la propuesta de la patronal es la reducción de la economía sumergida, en los últimos años ha aumentado de forma considerable el dinero que no tributa. Las subidas continuas de impuestos y retenciones y las altas tasas de desempleo están detrás del incremento de la economía b.