Euríbor

La CAM, ¿vale más entera o a trozos?

El Banco de España busca comprador para la CAM

El Banco de España busca comprador para la Caja del Mediterráneo (CAM). La verdad es que, tras ser abandonada por sus socios en lo que iba a ser Banco Base (junto con Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria), no le sobran pretendientes precisamente. Por eso, una de las opciones que se están planteando es si no vale más la pena dividir la entidad y vender sus activos.

El principal lastre para la CAM es el ladrillo. En 2009, los inmuebles adjudicados por la caja suponían 3.144 millones de euros. Algo que, a día de hoy, ya debe superar los 3.500 millones según los analistas financieros. Y es que, si la explosión de la burbuja inmobiliaria es la principal causa que ha arrastrado a las cajas a su coyuntura actual, la situación de la CAM es de las más graves ya que su gran mercado está en el Levante español, zona especialmente afectada por la crisis inmobiliaria. La tasa de morosidad de la CAM podría rondar el 9%, aunque no hay cifras concretas ya que se amparó en su unión con las cajas que conformarían el SIP de Banco Base para no presentar sus resultados individuales de 2010.

Así que los 2.784 millones de euros pedidos por CAM al FROB pueden quedarse cortos. De ahí que el Banco de España estuviera considerando trocear la CAM y vender sus activos de calidad, como la red de oficinas. Banco Santander e Ibercaja son las dos entidades financieras que, a priori, parecen mejor posicionadas para quedarse con -toda o parte- de la caja.