Vivienda

Invertir en vivienda es seguro según Corredor

Invertir en vivienda es seguro según Corredor

Beatriz Corredor, secretaria de Estado española de Vivienda, defiende en Ámsterdam que, a pesar del contexto de crisis internacional, es seguro invertir en vivienda en nuestro país.

En una rueda de prensa tras su reunión con posibles inversores holandeses, Corredor ha mantenido que la salud financiera de España “no puede compararse” a la de países como Grecia que han tenido que recurrir a rescates internacionales.

Según sus palabras en respuesta a una pregunta que insinuaba que la salud financiera española puede ser un factor negativo a considerar a la hora de comprar una vivienda en España,  “No tenemos miedo de una bancarrota en España ya que la situación de nuestro país no es la misma que países como Grecia o Irlanda”.

Corredor explicó a los inversores potenciales, entre los que se encontraba el banco holandés SNS, que “es un buen momento para invertir” en un mercado como el español caracterizado por su “gran variedad”, ya que los mercados locales son muy diversos.

La secretaría de vivienda también presentó una guía que incluye “todas las directrices” que un comprador debe seguir para comprar una vivienda en España de manera segura.

Corredor reconoció que el sector inmobiliario ha sufrido “ajustes durísimos”, como lo demuestra que su aportación al Producto Interior Bruto (PIB) haya alcanzado los niveles de 1997 y se haya reducido “de forma muy brusca en apenas tres años”.

Explicó que la evolución del sector es “muy heterogénea”, ya que “coexiste un stock de 700.000 viviendas, cuyo 60 por ciento es de viviendas de segunda residencia de costa, con algunas poblaciones grandes y medianas donde falta vivienda para la primera residencia”.

Holanda ha sido el país que más ha invertido en el sector inmobiliario de nuestro país en estos últimos cinco años.

El pasado año los holandeses incrementaron en un 11% la compra de vivienda en España respecto a 2009 y ello supuso un 4,4% de las compras por parte de extranjeros.