Vivienda

Inversiones a corto, mediano y largo plazo

Si usted está pensando en invertir en negocios inmobiliarios, es necesario hacer un análisis diferencial según los plazos que se plantea. Veremos la situación en general, considerando que siempre existen excepciones, y aún en las condiciones más favorables se pueden hacer malos negocios y a la inversa.

Las inversiones a corto o muy corto plazo, dependen de su habilidad para encontrar un bien que con una mínima inversión levante su valor. Se puede decir que es independiente del mercado, en el sentido que, como veíamos en post anteriores, se compra barato y se vende barato, o caro y caro. Por supuesto que el riesgo aumenta en momentos como el actual, en el que el mercado está especialmente lento. Por lo tanto, la habilidad está en comprar un bien que reúna los requisitos necesarios para una venta rápida.

Si hablamos de un mediano plazo, además de tener la pericia de elegir bien, las variaciones del mercado influyen mucho. Si compramos en un momento de boom, que casi siempre se siguen de una caída, el punto crítico es ver cuándo es el momento preciso de desprenderse del mismo, pero el riesgo es alto. Lo ideal es un momento como el actual, que seguro se compra a buenos precios, y si disponemos del tiempo necesario, obtendremos muy buenas ganancias en un mediano plazo.

Pero las inversiones a largo plazo son siempre buenos negocios, salvo que hiciéramos la compra en un momento con precios muy sobre valorados. Aún así, en la mayoría de los casos, seguirá siendo bueno. Si vemos la evolución de los precios durante muchos años, la tendencia es al alza, con picos altos y bajos en el medio (que pueden ser muy marcados). Pero siempre al alza.

Por lo tanto, si tenemos el tiempo y el capital, siempre será un buen negocio. Si no disponemos de tanto tiempo, este momento es especialmente bueno para sacar diferencias muy interesantes.

Imagen: flickr.com