Finanzas

Hacienda nos vigilará a través del crédito

Credit card

Cada vez será más difícil burlar a Hacienda, y esta vez la Agencia Tributaria se hace de un aliado que hasta hace algún tiempo era el más discreto de todos, y es que se acabaron las prebendas del secreto bancario, por lo menos para los usuarios de tarjetas de crédito. A través de ellas, el fisco podrá enterarse de sus movimientos monetarios.

Una forma más de vigilar al contribuyente

A partir de ahora, los clientes de la banca y los usuarios de tarjetas de crédito tendrán un ojo de Hacienda sobre de ellos, con la anuencia de los bancos. Con base en una sentencia del Tribunal Supremo de noviembre de 2011, la Audiencia Nacional permite al fisco que realice peticiones masivas a bancos y empresas sobre los movimientos que se realizan en las tarjetas de crédito.

Bajo la forma del “por interés tributario”, Hacienda puede pedir estos datos a los bancos, y las financieras quedan exculpadas de entregar datos de terceros, invadir la intimidad y no conculcar la protección de datos.

Tarjetas con mayor actividad

A través de este recurso, la Agencia Tributaria ya vigila los movimientos de las tarjetas con más actividad y las operaciones de mayor volumen, y contrasta los montos y transferencias con la información fiscal declarada por sus titulares.

Con ello se rompe la última frontera a la que Hacienda no podía acceder: las operaciones que se realizan con tarjeta. Esta información debe ser proporcionada a Hacienda no sólo por bancos nacionales, sino también por extranjeros.