Finanzas

Insisten en la inminente sequía del crédito

Drought

Empresas y familias no paran de pedir financiamiento, y mientras esa demanda crece, la banca lo tiene clara una cosa: esa necesidad no va a hacerle abrir el grifo.

Según el Banco de España
“las entidades españolas prevén un endurecimiento en la oferta de préstamos al sector privado, sobre todo a empresas y en las operaciones a largo plazo”. Muestra de ello es el encarecimiento de los préstamos por encima del millón de euros y la caída en más de un 2% de la concesión de créditos en junio.

Las razones: los bancos y cajas viven un gran deterioro debido a la dificultad que a su vez encuentran para acceder a la financiación al por mayor. Sin mencionar que el comercio interbancario se encuentra estancado.

En el próximo trimestre, se espera que a la par que aumenten las peticiones de préstamos de parte de empresas y de familias (sobre todo en hipotecas) descienda el uso del crédito para el consumo. Las familias temerosas del desempleo y la inflación van a ahorrar, y ese parón del consumo no puede ser nada bueno…

Fuente: Finanzas