Finanzas

ING emprende retirada, pero se queda en España

ING

El grupo holandés, otrora líder en banca online, se ha visto obligado a un agresivo plan de reestructuración tras tres trimestres consecutivos de caídas.

La estrategia: dejar esos países donde el mercado es favorable y concentrar los esfuerzos en las regiones donde sigue siendo líder, además de la venta (en un plazo de entre cinco y diez años) de sus negocios no estratégicos. Una política de saneamiento que reducirá los costes de operación en más de 6.OOO millones de euros.

El anuncio se hace sin precisar cuáles 10 de entre los 48 países en los que ING tiene presencia quedarán relegados, si bien se mencionaron “estudios” sobre la presencia de la firma holandesa en Ucrania, China y Japón.

La apuesta de ING es la de fortalecer su presencia europea, apuntalando su volumen de negocios en Polonia, Rumanía y Turquía.

España (donde ING Direct ganó beneficios por 14 millones de euros en el primer trimestre de 2009, por un 55% más que en el mismo periodo de 2008) sigue siendo un emplazamiento esencial de la banca holandesa, y sus clientes pueden estar seguros de que no se producirá ningún cambio.