Empresas

ICO: más duro que los bancos

Depositphotos_29457433_m

Las expectativas que la línea de créditos para pymes y autónomos que el Instituto de Crédito Oficial se han enfriado hasta llegar a niveles por debajo del cero absoluto.

Y es que a pesar de las promesas de que se trataba de la panacea para cubrir la falta de créditos ante el cierre del grifo de la banca, la línea de financiación del ICO ha demostrado ser un espejismo.

Y es que las cifras hablan por sí mismas de la verdadera voluntad del Gobierno: no sólo se han denegado el 70% de las solicitudes recibidas (cinco puntos más que las rechazados por los bancos). Además, los requisitos que el ICO pide a los solicitantes son los mismos o más duros que los que pide la banca.

A pesar de la buena voluntad del ICO y de las autoridades económicas, el fantasma de la morosidad ha imperado al momento de revisar.