Empresas

Huelga en Alitalia: las consecuencias para los viajeros

huelga en alitalia

La primera compañía aérea italiana ha provocado un caos general en los aeropuertos nacionales. Por ejemplo, Roma se está convirtiendo, poco a poco, en una especie de almacén en el que las maletas se amontonan y los pasajeros no saben si, al subir al avión, las maletas les acompañarán en su viaje.

El motivo, la huelga de trabajadores que ya lleva en activo desde el 7 de agosto y que se ha producido como consecuencia de la compra del 49% de la empresa por Etihad Airlan, con el consiguiente despido de hasta 3.000 trabajadores.

Huelga en Alitalia

Que la principal aerolínea de Italia no está pasando por su mejor momento no es ninguna novedad, de hecho, desde hace varios años los anuncios de fin de la actividad o de reducciones (de itinerario, de plantilla…) son algo habitual y recurrente.

Parecía que la última salvación para Alitalia pasaba por conseguir una buena inyección de capital vendiendo parte de la empresa, pero el remedio ha sido casi peor que la enfermedad y, desde que se cerraran las negociaciones con Etihad, las cosas no han ido muy bien para la italiana, y mucho menos para los viajeros que, desconocedores de la huelga habían reservado vuelos con esta compañía. Sin embargo, hay una condición, los trabajadores se deben reducir en unos 3.000.

La plantilla de Alitalia ha conseguido paralizar, al menos en parte, el tráfico aéreo al negarse a cargar las maletas de muchos vuelos, solo el aeropuerto de Fiumicino podría tener ya más de 140.000 maletas esperando a llegar a su destino, las reclamaciones de los viajeros se suceden pero las respuestas son escasas, en el caso de que las haya.