Vivienda

Hipotecas para personas de edad avanzada

18 MTI1LTEwMTcuanBn

En cualquier momento de la vida puede ser una buena idea comprar un bien, cambiar el que ya tenemos o agregar una vivienda para el descanso. Cuando de trata de personas de mayor edad hay algunos posibles problemas que se plantean a la hora de pedir financiación, más en un momento como el actual donde conseguir que se nos conceda una hipoteca es un trabajo bien complicado y con poca oportunidad de éxito.

En la mayoría de las entidades financieras se conceden préstamos para personas de hasta 75 u 80 años. Pero no hay que confundirse, esa es la edad que hay que tener no en el momento que se concede el préstamo, sino que en el momento que se termina de pagar. Por ese motivo las hipotecas concedidas a personas de edad avanzada tienen plazos relativamente cortos.

Por ejemplo, si la persona que lo solicita tiene 65 años y el banco o caja concede préstamos hasta 80 años, el plazo mayor posible es de 15 años  (los que faltan para llegar a los 80 años).

Esto tiene como consecuencia, al ser plazos cortos, que se paga al finalizar la hipoteca una cantidad mucho menor, pero con una cuota mucho mayor cada mes.

En general, en las personas de más edad el ahorro previo es más importante y no se pide al banco que financie el 80 % del valor del piso o casa, sino que en general se trata de una cantidad mucho menor. Por eso es que en muchos casos, a pesar del plazo corto y cuota alta, puede convenir hacerlo igualmente.