Euríbor

Las hipotecas de subrogación suben su diferencial

Las hipotecas de subrogacion suben su diferencial

Y sí: la prensa y los medios no se cansan de señalar que las hipotecas, gracias a la rebaja del Euribor, van a perder entre 300 y 400 euros en los pagos anuales. Se cuidan de mencionar, sin embargo, por una parte, que este es el primer alivio de las familias titulares en dos años, y cuáles fueron los montos que la subida del diferencial provocó entre el 2007 y el 2008, y que fue algo más que unos cientos de euros…

Y mientras el bombo se solaza mencionando todo lo que las familias se van a ahorrar de aquí en más, se habla muy poco del gran problema: las familias que no pueden seguir pagando en los términos que contrataron originalmente sus hipotecas.

Para estas familias se puede argüir, existen opciones como la novación y la subrogación. Como se sabe, se trata de dos procesos por los cuales se puede renegociar la hipoteca con el banco al que la adeudamos o cambiando de banco , modicando sus términos en condiciones más competitivas.

O así es como era.

Al par que el Euribor se desvaloriza, la banca se acoge a la tablita de salvación de sus beneficios: el diferencial. Este valor es el que añade al Euribor para fijar el interés al que se paga una hipoteca. Por ejemplo: una hipoteca con diferencial al 1%, paga de intereses Euribor + 1%, es decir: 2,5%, al valor actual del índice.

Según se puede revisar en la oferta diaria de los bancos, las hipotecas de surboración también han experimentado un aumento en su diferencial. La oferta más atractiva ofrece un diferencial del 1,20%. Es decir, un interés del 2,70%…

¿Cómo puede ser esa subrogación ventajosa?