Finanzas

Hipotecas: ¿Conviene apurar al euribor?

Ya habíamos hablado sobre lo que viene ocurriendo con el euribor y las mensualdidades que cada familia paga para amortizar sus hipotecas. En este momento, las hipotecas que se renegocian reflejan un euribor más alto como referente para el cálculo de sus intereses.

También señalamos algunas ideas para apurar el cambio a valores más acordes con los del euribor actual (las tasas de interés se calculan con un referente anterior del euribor: la mayor parte de los contratos señalan que se usará el valor dos meses anterior a la renegociación).

Sin embargo, antes de entrar en lamentaciones o en los pormenores de una novación, hay factores a considerar que bien podrían hacernos cambiar de opinión: la experiencia y el futuro.

La experiencia. Aún no llegamos al piso en lo que se refiere a valores históricos del euribor. Este ocurrió en junio de 2000, y fue de 2,02. Inmediatamente, comenzó a subir, y en menos de seis meses ya se ubicaba cercano al 2,4%. De hecho, en sus ocho años de historia el euribor se ha movido entre valores del 5 al 2%. Estos ciclos han tenido una consecuencia: en promedio, las hipotecas han tenido un interés de entre el 3,40 y el 3,60%. No más, no menos. Y la diferencia sólo ha significado unas decenas de euros al año. Es decir: el euribor va a subir de nuevo, pero dentro de un margen que se verá compensado por los actuales valores bajos.

El futuro. Si nos apuramos a cambiar las condiciones de nuestra hipoteca, nos veremos favorecidos por un valor a la baja del euribor, pero se trata de una bajada que igualmente nos alcanzará en unos meses, y el arreglo perderá sus efectos cuando el euribor suba nuevamente. A pesar de la debacle económica, no estamos en un escenario que el mercado hipotecario no haya vivido antes.

Considerando estos datos, ¿vale la pena apurarse tras el euribor?

Fuente | Idealista

Imagen | Espacio Futuro