Euríbor

Hay que mirar hacia Islandia

Hay que mirar hacia Islandia

El modelo de austeridad impuesto por la Unión Europea a sus miembros en problemas (con España a la cabeza) no deja de recibir críticas en tanto su efectividad para impulsar el crecimiento y reactivar las maltrechas economía de la Eurozona. Y España, a la cabeza de todas las economías, es la que se ha lanzado con más devoción en este modelo creado a la medida para Europa por Alemania. El resultado, además del amplio rechazo social, el aumento del paro (vía despidos más baratos), la caída de las previsiones sobre el PIB y dos huelgas generales.

Probablemente es hora de que España mire hacia modelos que han dado resultados más allá de las hipótesis macroeconómicas. Como Islandia.

Islandia ha pasado a la historia de las debacles económicas por ser la primer economía que cayó en esta Crisis (en el 2007, y como un anuncio de lo que se venía en los Estados Unidos)… y por ser la primera economía que recobró la senda de un crecimiento firme: tras ser rescatada por el FMI, subasta deuda en el mercado y ha subido en su rating.

Islandia sufrió del mismo talón de Aquiles que España: un sistema bancario laxo intoxicado por el boom inmobiliario. El resultado fue que finales de 2008, los pasivos de la  banca islandesa sumaban más de un 1000% del PIB. Sus tipos de interés, llegaron a los dos dígitos. Lo sueldos perdieron un 60% del valor y el déficit, como en España, llegó a un 25% del PIB.

¿Qué fue lo que hizo Islandia? Primero, controló las transacciones bancarias, estabilizando el tipo de cambio. Después, consolidó una profunda reestructuración del el sistema financiero: nacionalizaron sus bancos y crearon un banco malo para controlar los archivos tóxicos. Entonces obligó a los bancos a asumir sus deudas crediticias. Finalmente, ajustó el déficit, y pasaron del  9% al 4,5 % en un año.

¿Cuál es la lección de Islandia? Hay que dejar de mimar a los bancos…

  • MIguel

    Y todavía nos pretenden hacer creer que la solución está en apretarnos todos el cinturón solidariamente como buenos españoles que somos. Que debemos aceptar con humildad que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y que ahora hay que pagar las facturas de la fiesta pasada.

    Por cierto, entre reforma y decreto que sigue gravando a los de siempre, ¿que hay de esa reforma financiera tan necesaria? Lo más probable es que nunca se llegue a realizar. Porque el simulacro de dar dinero a los bancos al 1% por parte del BCE, para poder hacer frente a sus nuevas reservas…

    En fin, a ver si llegamos a algún punto crítico de una vez y podemos empezar a tomar ejemplo de una sociedad moderna y decidida como la islandesa. Que a tenor de lo que ha tardado en recuperarse, no parece tan difícil. Sólo hay que encontrar personas honradas que se dediquen a hacer políticas decentes y acordes con las necesidades del país. Bueno, a lo mejor va a ser más difícil de lo que parece…

  • carlos

    España, pais de pandereta futbol y chorizos