Finanzas

¿Hasta cuánto te puedes endeudar?

La advertencia están en todas partes: el crédito no es para todos. Hoy en día sólo debemos hacer acopio de un préstamo si tenemos la liquidez suficiente parta afrontar su devolución. ¿Cómo saber si estamos en condiciones de hacerlo? Con un cálculo muy sencillo: nadie puede destinar más de un 35% de sus ingresos al pago de una deuda.

Se trata de una regla no escrita en el sistema bancario, y aunque con diferencias de más o de menos, impera al evaluar la idoneidad de un cliente que dese un préstamo o un crédito.

Ese 35% no se calcula sobre los ingresos totales de una persona, sino sobre sus ingresos netos. Es decir: sobre la cantidad de dinero que nos resta una vez pagados todos los gastos fijos: servicios, hipotecas, escolaridad de los hijos… O cómo se define en esta fórmula:

CAPACIDAD DE ENDEUDAMIENTO=

(INGRESOS TOTALES – GASTOS FIJOS) x 0, 35

Multiplica tus ingresos netos por 0,35, y obtendrás el monto de puedes pagar sin problemas mensualmente. Por encima de esas cantidad, te pones en riesgo de morosidad.