Finanzas

¿Grecia es sólo el principio?

Depositphotos_13427819_m

Savvas Robolis es uno de los más renombrados economistas griegos. Ante la bancarrota que vive su país, en una reunión con representantes del FMI, Robolis declaró que Grecia no necesita más préstamos y recortes presupuestales, sino inversión y desarrollo, o que de otro modo le pasará lo que a Argentina en los 90. Sin embargo, el Fondo estableció como receta para la crisis griega austeridad y recortes. El argumento: salvar a la eurozona.

La edición inglesa de Spiegel lo pone así: Robolis contra el FMI, o las nuevas ideas contra las viejas ideas, el estado de bienestar contra la disciplina… El problema, apunta el diario alemán, es saber quién pagará las cuentas pendientes. Un saldo rojo del que Grecia es el primer eslabón.

Para Spiegel, Europa funda sus esperanzas en el FMI para que contenga la onda expansiva desatada por Grecia, pero los años de despilfarro e impericia administrativa se van a cobrar las deudas nacionales del capitalismo, en una efecto domino que podría erosionar irremediablemente la idea de la zona económica sin fronteras, bajo una divisa común.

Una evidencia de ello: el paro en España duplica al de Grecia…


  • Pingback: Blog de Empresas » ¿Grecia es sólo el principio?

  • http://www.elnudodelacorbatajr.blogspot.com Akron

    Ya no quiebran bancos, quiebran estados.
    Predicciones apocalípticas, ajenas a la realidad. El curso de la historia siempre da la razón. Las calles de Grecia son trincheras, la ciudadanía se levanta en armas, rompe el “Du contrat social”, decía Rousseau. Ya no hablamos de países lejanos, considerados subdesarrollados, fuera del organigrama mundial, de los cuales nos llegan imágenes de hambre, pobreza y genocidio, que apenas alteran nuestra sensibilidad. No, hablamos de un país miembro de la poderosa UE, no un novato, recien admitido, sino un país fundador, a la par con España, de la Unión Monetaria. Replican campanas al oeste de la península, se pronuncia cada vez más alto, el nombre de la vecina Portugal. Y los más agoreros, señalan con el dedo acusador a España, como la siguiente, y con ella, la muerte del Euro.
    La situación es muy grave. En Grecia el déficit público está al borde de la quiebra. Si el estado quiebra, ¿quién rescata el sistema financiero?. Añadamos la fuga previsible de capitales privados de las tierras del Peloponeso. Me explico, ahora mismo Grecia, en su situación, y aunque se produzca el rescate de la UE y del FMI, que se producirá, (basta citar que el 57% de la deuda helena está en manos de bancos alemanes) tendrá que realizar unos sacrificios presupuestarios y sociales que no producirán efectos en años. Una cosa es salvar la bancarrota y otra la estabilidad macroeconómica. Cómo permanecer en un sistema europeo, cumpliendo ratios de déficit público, inflación y demás, es decir, los famosos requisitos de convergencia, que fueron obligatorios para la aceptación en la Zona Euro. Conllevara, probablemente, la salida por la puerta de atrás de Grecia de la Unión Monetaria, pero antes la huida masiva de capitales al extranjero, para evitar la conversión del Euro al Dracma. Os suena lo del corralito. En román paladino, evitarán la quiebra del vecino heleno por los intereses financieros de las entidades bancarias de los grandes países europeos, pero una vez resuelto, Grecia deberá abandonar “el club”. ¿Le tocará a otros países?. Sinceramente no lo descarto, pero afirmo que esta crisis ha servido para demostrar algo muy sencillo. La Unión Monetaria no tiene viabilidad. Es decir, no podemos realizar un proceso monetario de la envergadura del Euro sin una cohesión social y económica previa. El nivel de desarrollo social, económico y productivo de países como Alemania, Francia, Holanda y demás, no es comparable con los de Grecia, Portugal, España y los países del este. Que significa esto, que a las buenas el modelo funciona, pero a las malas, en una situación tan grave de crisis no se puede regir con una política económica única, países con necesidades tan dispares. Y ello es el gran problema, los estados donde la crisis ha tenido mayor intensidad, por lo expuesto anteriormente, no tienen posibilidad de maniobra macroeconómica y monetaria para salvar dicha crisis.
    Las políticas monetarias se toman en función, básicamente, de las necesidades de Francia y Alemania, los cuales son el 48 % del PIB de Europa, y en función de ellos se actúa. Cuando un país como España, no puede tocar los tipos de interés, devaluar su moneda y demás aspectos transferidos del Banco de España al Banco Central Europeo, es imposible salir de una crisis, que a mi entender esta empezando y es fin de un modelo. Como ejemplo os pongo, ¿existe algún protocolo en la Unión Europea que haya previsto como actuar en situaciones como las que estamos viviendo?, ¿por qué los países miembros han tardado en responder?, ¿lo esperaban?. Ahora entendéis porque Gran Bretaña no entro en el Euro. Por algo los ingleses siempre han sido precursores de cambios en la historia.
    Se avecina tiempos de revueltas populares y cambios históricos.