Euríbor

Goldman Sachs en “bancarrota moral”

Goldman Sachs en bancarrota moral

Un ejecutivo de la filial europea de la agencia financiera se ha despedido de su trabajo con una sentida carta. Y como en todas las relaciones que se rompen, la carta destila reproches, rabia y revelaciones para los ojos ajenos. La diferencia entre un romance y la vida financiera es que los puntos de los que el ejecutivo habla en su adiós a Goldman Sachs son las revelaciones que involucran la vida de miles de personas y los capitales de países enteros.

Tras doce años de trabajar dentro de la firma, y como gerente de la filial de derivados ingleses, Greg Smith dice adiós con una carta abierta en la que dice que dentro de Goldman Sachs “el ambiente ahora es el más tóxico y destructivo que he visto nunca”.

Smith publicó la carta donde explica Por qué me voy de Goldman Sachs” en el New York Times. En ella acusa a la compañía de encontrarse en “bancarrota moral“: sólo busca sacar el máximo dinero. Algo lógico en una financiera, sin embargo, Smith señala que Goldman Sachs lo hace “haciendo que compren productos de inversión inadecuados”.

No son acusaciones nuevas las que se emiten contra la firma, pero la novedad es que provienen de alguien que estuvo dentro. Muy dentro.

“Para poner el problema en términos simples, los intereses del cliente se dejan de lado en la forma en la que la compañía opera y piensa en hacer dinero”, dice Smith, quien considera que el CEO de la firma ha “perdido de vista mantener la cultura de la empresa”.