Economía

Fracking, debate en el Parlamento Europeo

Fracking

Mucho se habla en la actualidad sobre la fractura hidráulica o fracking,  sobre todo, desde que se empezaran a sufrir temblores en el Delta del Ebro a causa del mismo. Para muchos, esta técnica de extracción de gas y petróleo era desconocida, y ni siquiera se sabía que se utilizada en nuestro país.

A raíz de los seísmos que se produjeron a lo largo de varias jornadas consecutivas, y que llegaron a alcanzar una magnitud de 4.1 Ritcher, los habitantes de las zonas cercanas a los puntos en los que se realizan extracciones de gas mediante fracking, han iniciado una lucha para que se pare esta práctica. Ahora desde Europa también advierten de los peligros ambientales y sociales del fracking.

Impactos ambientales, sociales y en la salud

Hasta la fecha, el Parlamento Europeo consideraba el gas esquisto  como un tipo de combustible limpio e innocuo para la salud, y su impacto ambiental, social y en términos de salud de personas y animales era equiparado con otros combustibles fósiles no convencionales.

Sin embargo, a partir de la última votación, los combustibles fósiles no convencionales, como el esquisto, extraídos mediante fracking se regirán por las normativas aplicables en Europa para los combustibles fósiles convencionales. De forma que, para que la comisión europea responsable apruebe un proyecto de extracción se deberá presentar un plan que incluya los posibles riesgos para la sociedad, el entorno, así como el impacto en la salud de quienes viven en los alrededores.

Día de Acción Global contra el Fracking

El 19 de octubre se celebra el Día de Acción Global contra el Fracking, y parece que, aunque aun hay mucho que hacer para acabar con este peligroso sistema de extracción, las cosas empiezan a ir por el buen camino.

 ¿Consideráis posible que, en el futuro, las únicas energías que se apliquen sean las renovables?