Economía

Formar parte de Love Store

Con los duros tiempos que corren sabemos que puede llegar a ser muy difícil emprender un negocio en el campo de la moda. Por eso una buena opción es la de formar parte del franquiciado de alguna cadena o marca que ya esté bien instalada en el mercado, con una fuerte presencia, para asegurarnos una buena rentabilidad.

Esto es lo que ofrece Love Store, un negocio de moda íntima, con prendas y propuestas muy atractivas, y con la posibilidad de acceder a una franquicia muy fácil de gestionar, apoyado totalmente de la central franquiciadora.

Love Store apunta a un público promedio de entre 20 a 45 años, con un perfil de mujer actual, dinámica y moderna, que va en la búsqueda de confort y sensualidad en sus prendas íntimas, respetando una buena relación entre calidad y precio.

No se trata de una boutique que recopila prendas de otras marcas; trabaja desde los orígenes con exclusividad tanto en el producto como en la zona. Así, van lanzando nuevas colecciones que se distribuyen mediante las tiendas Love Store en forma única.

Entre las ventajas que ofrecen para el franquiciado de LOVE STORE encontramos el asesoramiento total en la búsqueda y elección del local y su ubicación, exclusividad en la zona, formación inicial antes de la apertura con personal altamente capacitado.

La apertura de una tienda Love Store de aproximadamente 70m2 requiere la inversión que detallamos a continuación:

Reserva de zona: 600,00 €
Canon de entrada: 5.000,00 €
Mobiliario, iluminación, suelo y elementos corporativos: 50.000,00 €
Programa TPV y equipo informático: 2.700,00 €
Stock inicial: 18.000,00 €
Otros: 9.3000,00 €