Empresas

Fomento pretende multar a los usuarios de Uber y Blablacar

fomento

Compartir coche era una buena iniciativa que, hace no demasiados años, se mostraba desde distintos organismos como una buena forma de ahorrar en combustible, reducir las emisiones de CO2 y, además, limitar los atascos en las ciudades… hasta que Internet lo convirtió en una realidad con demasiado éxito.

Empresas como Blablacar, o la menos conocida Uber, se dedican más o menos a eso: a poner en contacto a particulares con un coche con plazas vacías con usuarios, también particulares, que tienen que viajar. Las reglas son básicas: se trata de gastos compartidos en el viaje. Sin embargo, el ahorro que suponen frente al transporte regular se hace demasiado atractivo y, desde hace tiempo, distintos sectores del transporte protestan porque argumentan que es un tipo de competencia desleal. Ahora el Ministerio de Fomento pretende dar la razón a colectivos como los taxistas o los autobuses.

Multa a anunciantes y usuarios

La multa tendrá por objeto tanto a los anunciantes y conductores que ofrezcan plazas libres en sus vehículos, como a los usuarios que utilicen esta forma de transporte. Para los primeros las multas podrían alcanzar los 8.000€ si se trata de reincidentes, mientras que el segundo grupo podrían encontrarse ante una multa de 6.000€ si se encuentra en un vehículo que no cuenta con la correspondiente licencia.

Gastos  compartidos, no retribución

Desde empresas de anuncios de gastos compartidos se defienden indicando que no se trata de un servicio lucrativo, sino de uno que pretende que los anunciantes y viajeros puedan compartir gastos (combustible, rodaje y kilometraje) y que sus políticas de empresa cuentan con sistemas que ya detectan irregularidades en las que se busca el lucro, de forma que se asegura que los viajes sean solo una forma de ahorrar por la que todos los usuarios salen ganando.

¿Qué os parecen estas multas?