Finanzas

Fitch no cree en España

American flags

La calificadora estadounidense apunta sus catalejos hacia España, y para nuestra sorpresa reconoce que el Gobierno español lo está haciendo bien con su política de austeridad, y aumenta en una décima (una décima, nada más) sus previsiones para el crecimiento de este año… Y después las rebaja a menos de la mitad de su estimación anterior para el 2012.

¿Es bueno o no es bueno la reducción del déficit para España?

Fitch cree que al corto plazo beneficiará al país, y nos levanta en una décima sus previsiones para finales de este 2011. De manera que para la calificadora, España tendrá un crecimiento del 0,7%, en lugar del vaticinio anterior de 0,6%, debido  lo que Fitch considera “buen comportamiento” observado durante la primera mitad del 2011.

Ese “buen comportamiento” se traduce (para el español al nivel de la calle) en la política de austeridad que se vive en España: recortes a programas educativos y sanitarios, entre otras medidas. Si quieres comprender más de economía, sobre conceptos como déficit y gasto público, hay muchos cursosrelacionados.

Sin embargo, esta auteridad, para Fitch, no va a ser buena a la larga, y va a lastrar la recuperación en los años venideros.

Bajo esa tesis, Fitch rebaja las previsiones de crecimiento españolas del 2012, y pasamos de un desde el 1,6% a un 0,5%… En el 2013, las cosas tampoco van a pintar que muy bien, y el indicador de Fitch nos baja de  un 1,9% al 1,5%. Las primeras estimaciones de la firma proceden de junio pasado.

Las cifras proceden del último informe trimestral de Fitch, Perspectiva Económica Mundial. En este informe, la calificadora cree que la profunda austeridad fiscal del Gobierno español “prolongará el proceso de recuperación económica”.

Las estimaciones de Fitch para los próximos dos años son más pesimistas que las de la administración, que pronostica un crecimiento de la economía española del 1,3% para este 2011 y del 2,3% para 2012.

Las causas de este pronóstico a la baja de Fith son el alto desempleo y el endeudamiento del sector inmobiliario. Para la firma, el paro no va a hacer sino aumentar en los años próximos: 21,1% al final del 2011, y hasta el 22,1% en 2012, sin descender del 21% en 2013.

María Elena Salgado, Vicepresidente económica, ya se ha apurado a asegurar que los número del Gobierno necesitan de un ajuste a la baja…