Vivienda

Financiar solo una parte

La verdad es que el mercado inmobiliario se encuentra casi completamente paralizado, o más bien, lo más paralizado posible dentro de lo real. Aclaro eso porque no faltará quien diga cuantos negocios se han cerrado el mes pasado. Pues, es verdad, pero es claro que son muchos menos que los que deberían ser. El punto es que no hay ni dinero ni financiación, por lo que si bien la oferta es enorme, la demanda es muy baja.

Veamos el caso de alguien que tiene el dinero pero que, como siempre, aspira a algo que está por encima de ese dinero con el que cuenta. Por ejemplo, tiene 200 mil euros para comprar un piso, pero solo le gustan los de 250 mil. Está claro que seguimos tomando en cuenta apartar un 10% para gastos, dinero que con toda seguridad es el costo de este tipo de negocios.

Financiar solo esa parte, en este caso 50 mil euros, es una muy buena opción que tiene varias ventajas. Podemos acceder a lo que de verdad queremos, al ser el monto no tan grande es lógico financiarlo en plazos mucho más cortos, lo que hace que se pague mucho menos, simplemente por los intereses. El mínimo de ingresos exigido es mucho menor, ya que si se pide un 25 % o 30 % de los ingresos para la cuota, en este caso son cuotas mucho más pequeñas no hay problema.

El punto es estar bien seguro de tener los recursos para poder paga luego. Que no sea que por financiar un pequeño porcentaje perdamos el día de mañana el 100 %.