Empresas

Financiación por particulares

Beautiful young woman holding money

La crisis del sistema bancario nos ha dejado, entre sus numerosas consecuencias, la necesidad de replantearse el concepto de financiación. Los numerosos filtros que bancos y financieras utilizan para cribar a los solicitantes de sus productos deja cada vez a más empresas fuera de la jugada, o dilatan la llegada del capital al punto de que los emprendedores no tienen margen de maniobra.

Existe una alternativa al crédito ortodoxo: la financiación a través de particulares. La financiación que proviene de familiares, amigos y particulares en general. Un tipo de préstamo que tiene características muy particulares. Y obligaciones muy especiales.

¿Cuándo se debe acudir a la financiación por particulares?

  • Cuando se necesitan cantidades no muy grandes de capital y se piensa devolver en plazos cortos
  • Cuando este capital se requiere para la puesta en marcha de un proyecto muy concreto, de resultados al corto y al mediano plazo

Es decir: el préstamo de particulares no debe verse como una alternativa a la gran financiación, ni bajo esquemas de continuidad y pagos muy aplazados, y sólo para atender necesidades muy concretas de la empresas.