Empresas

Se reducen la posibilidades de exportar el AVE a Brasil

accidente tren

El accidente de tren, que en la noche del 24 de julio se produjo en las inmediaciones de Santiago de Compostela, ha conmocionado a todo el país. 80 víctimas mortales, 160 heridos de los que 35 se encuentran en estado crítico, siendo 4 de ellos menores de 15 años, son algunas de las tristes cifras que deja este siniestro ferroviario.

A falta de que se termine de confirmar la identidad de las últimas víctimas que murieron en el accidente, se empiezan a analizar las causas, pero también las consecuencias que el accidente tendrá para la sociedad, para el país, y también para las empresas.

Renfe podría perder un importante negocio de venta del AVE

Desde hace algún tiempo, Brasil había mostrado su interés por adquirir una línea ferroviaria de alta velocidad, varios fueron los países que se presentaron a concurso para la venta de sus propios sistemas de alta velocidad, y tras algunos descartes iniciales, RENFE, con la popular y moderna línea de AVE estaba entre las favoritas.

Sin embargo el accidente de Santiago de Compostela podría marcar el fin del acuerdo para la cesión de los derechos, y es que entre las condiciones para que Brasil adquiriera un proyecto se encontraban que, las líneas ferroviarias que pretendieran concursar, no podían haber sufrido ningún tipo de accidente en los 5 años anteriores a la presentación del proyecto.

Un proyecto con fecha de presentación demasiado cercana

La fecha de para la presentación del proyecto termina el próximo 16 de agosto, pero, en vista del reciente accidente ferroviario y de sus trágicas consecuencias, habrá que esperar para saber cuáles fueron las causas del siniestro y si , finalmente, RENFE podrá presentar un proyecto en el que no tenga que añadir a la documentación un accidente ferroviario con 80 víctimas mortales y debido a factores técnicos, y no humanos.

  • Eduardo Jimenez

    Un accidente trágico que debe ser esclarecido lo antes posible. Nadie podrá recuperar las vidas perdidas ni el dolor de todos los familiares y amigos de esas personas. Negocios del AVE también podrían estar en vilo, pero sigue pareciendo que eso debe quedar en segundo plano.

  • http://www.financierageinsa.com/ Angel

    En teoría no falló nada del tren que hizo que descarrilara, fue culpa del conductor que iba a una velocidad excesiva. Es como si tomas una curva a 150km/h y le echas la culpa a la marca del coche en cuestión, no tiene mucho sentido