Euríbor

Evolución Euribor: del 19 al 23 de mayo

euribor semanal

Después de un abril en el que la media del Euríbor superó en varias jornadas consecutivas los 600 puntos básicos en los tipos de interés diarios, a medida de mayo avanza las cosas parecen volver a su cauce normal. En la segunda semana del quinto mes de 2014 la tasa era aun alta, con una media que se quedaba en el 0.596% para el Euríbor diario y un 0.234% para el anual.

En la tercera semana, los mercados se han relajado un poco más en la tasa diaria, pero no ha ocurrido lo mismo en los tipos de interés a un año, que han vuelto a superar los porcentajes fijados por la UE. Hay que recordar que en noviembre de 2013, desde Bruselas fijó un interés máximo del 0.25%.

Euribor semanal: del 19 al 23 de mayo

La semana se estrenaba recogiendo el porcentaje dejado en la jornada del viernes y, así, el lunes volvía a ser de un 0.586%, para el martes se conseguía un ligero descenso de un punto, que la dejaba en el 0.585%, dos puntos menos para el miércoles que quedaba con un 0.583%, dato que se repetía en la jornada del jueves, el viernes se alcanzaba el mínimo semanal y cerraban los mercados en un 0.578%. La media para la tercera semana completa de mayo 2014 es de 0.583%.

Por lo que se refiere a los tipos de interés a un año, los mercados han reflejado la inquietud de la semana de las elecciones en Europa, y a lo largo de los cinco días en los que los mercados han estado abiertos, se ha podido ver una evolución positiva. Ya el lunes se registraba un 0.232%, superándose el 0.230% del viernes 16, para el martes el porcentaje estaba en el 0.231%, a partir de ahí la semana mostró un continuo aumento, que el miércoles la dejaba en el 0.242%, y el jueves en el 0.266%, la semana cerraba en un alto 0.278%. Los datos medios en esta semana son de 250 puntos básicos.

Inestabilidad por las elecciones

La inestabilidad por las elecciones europeas y el miedo al fin del bipartidismo, así como a los cambios de gobierno tras los comicios en el viejo continente se están reflejando en el Euríbor, que muestra claros síntomas de inestabilidad.