Finanzas

Evita la clonación de tu tarjeta

Uno de los delitos financieros de moda (por la facilidad que permiten las nuevas tecnologías) es la “clonación” de tarjetas. Consiste en almacenar los datos de una tarjeta de crédito mediante algún tipo de memoria (la “pescadora”, más pequeño que una caja de cerillas) o equipo de video portátil, sin que el usuario se percate de ello para reproducir la tarjeta y utilizarla posteriormente hasta agotar el saldo, la mayor parte de las veces en otra ciudad u otro país.

Aquí te hacemos algunas recomendaciones para evitar ser una víctima de este delito.

1.No uses cajeros los fines de semana o visperas de festivos. Toma recaudo de tus necesidades de efectivo: los clonadores de tarjetas introducen sus “pescadoras” en los cajeros automáticos en fechas estratégicas, para evitar un contacto entre el cliente y su banco que pudiese alertarlos sobre el fraude.

2. Revisa el estado del cajero antes de hacer cualquier operación. Los clonadores pueden disponer de falsas pantallas y falsos teclados sobre los del del cajero para capturar tus datos bancarios y claves.

3. No pierdas de vista tu tarjeta de crédito. No dejes tu tarjeta en manos del camarero ni de ningun empleado. Observa todo el proceso de cobro y denuncia cualquier maniobra extraña con tu tarjeta. Basta un pase por la ranura de una pescadora y todos los datos necesarios para hacer una transacción a tu nombre quedan registrados.

4. No tires tus tarjetas vencidas. Úsalas para abrir las puertas de los cajeros,: también estos sensores son falsificados por los clonadores, y es preferible usar para su apertura tarjetas distintas a la que se va a usar para retirar dinero.

5. Cubre con tu cuerpo el teclado al momento de introducir tu PIN. Los clonadores suelen colocar cámaras minúsculas para capturar contraseñas.

Fuente | Préstamos Personales

Imagen | Crédito & Préstamo