Finanzas

España: tan lejos de la recesión, tan cerca del paro

Depositphotos_30853015_m

No han sido pocas las voces que se han levantado para asegurar que el más prenicioso efecto de la Crisis es un crecimiento económico que no necesita de la creación de empleo para estabilizarse y volver épocas boyantes. Sí: las plazas destruidas en entre 2007 y este 2010 no van a recuperarse, y a pesar de las ingentes cantidades de parados en las calles, las economías (como la española) seguirán al alza.

Este fenómeno, señalado desde hace más de un año por especialistas propios y extranjeros, acaba de ser notado por el Gobierno, que se encontraba demasiado ocupado en satisfacer a los lobbys que demandan la reforma laboral y el abaratamiento del despido.

La semana pasada el presidente José Luis Rodríguez Zapatero declaró que “España ha conseguido superar la recesión”, aunque debió reconocer que esa recuperación no va aparejada ni implicará creación de empleos.

Declaraciones que han echado cualquier celebración ante el parco crecimiento del PIB español en este cuarto trimestre del 2010, rompiendo al fin la racha de casi dos años de recesión.

“Sabemos que es un crecimiento lento, débil. Por tanto, nos queda por delante una tarea muy decisiva para consolidar y fortalecer ese crecimiento”, finalizó el presidente, sin precisar las acciones para solventar el 20% de desocupación que padece la boyante España, fuera de su defensa al retraso de la edad de jubilación (de los 65 a los 67 años) para sanear el plan de pensiones.