EconomíaVivienda

España es la excepción a la regla

Rescate  Espan no lo pide pero Europa lo ofrece

Y somos la excepción a muchas reglas, lamentablemente casi siempre en sentido negativo. Si hablamos de inversiones, somos un ejemplo contrario a lo que sucede en el resto del mundo. Ahí, invertir en inmuebles es una forma de colocar nuestro dinero en un negocio de riesgo bajo. Aquí, no.

Pocas inversiones más clásicas que los ladrillos. En el resto del mundo, el marco legal hace que los riesgos sean mínimos. Usted alquila su bien, si no le pagan, en muy poco tiempo lo tiene de nuevo y ya está alquilando.

Aquí no es así. Si bien la nueva ley ha intentado mejorar las cosas, no es de un modo lo bastante claro como para poder asegurar que en dos o tres meses usted recupera su bien.

Pero no solo de alquileres se trata. Dejar un piso solo, aunque sea por horas, es correr el riesgo de que sea ocupado. Y ahí las cosas se pueden poner muy serias. Puede ocurrirle que un juez decida, como hemos visto días atrás, que los okupas pueden quedarse.

En España, los bienes inmuebles son un riesgo y el retorno es bajo.