Finanzas

España en crecimiento cero

Zero dollar sign holding by female hand

La economía española sigue a la baja, y queda en ceros. En el tercer trimestre del año, la economía española ha observa una variación nula.

Un resultado que supone un retroceso en relación al trimestre anterior, cuando el crecimiento fue de 0,2%, y que respalda los ajustes a la baja de las perspectivas de crecimiento españolas, que ahora se sitúan en un 0,7% en tasa interanual.

Se trata de los datos publicados el día de hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

¿Un curso de finanzas es necesario para comprender estos movimientos? En realidad, no. Las cifras a la baja en el crecimiento de la economía española son evidencia del impacto de la Crisis. Tira del PIB cierto refuerzo de la demanda externa (las exportaciones), pero el punto negativo es la demanda interna: familias y empresas que, en el clima de incertidumbre y paro que nos envuelve, viran a la cautela, el ahorro y la desinversión como medidas de sobrevivencia.

Si bien se observa cierto repunte en la confianza de los consumidores (las familias declaran que van a gastar un poco más que el año pasado en estas navidades), lo cierto es que hay pocos signos alentadores para afirmar que al final del año el PIB español rebase el 1%.

La algarabía provocada por el adelanto de las elecciones ha dado paso a otro lapso de incertidumbre política (sin que se avisten propuestas concluyentes o medianamente efectivas en su perspectiva), y las cifras son reflejo de un desconfianza que tiñe al futuro económico.