Empresas

Es ciencia: los jefes no escuchan a sus empleados

Listen!

Si estás interesado en saber cuál es el destino de las sugerencias que has enviado a tu jefe por correo electrónico, busca en su papelera de reciclaje… Un estudio infiere que los jefes no escuchan a sus empleados. No tienen interés en hacerlo.
En un estudio que consideró a 200 personas en puestos de decisión, realizado por Organizational Behavior and Human Decision Process, ha concluido que entre mayor es el poder de un jefe, menos los consejos que considera de sus subalternos.

Es más: desde la opinión de un jefe, aceptar y seguir una sugerencia es un acto de debilidad. Puede ser por arrogancia, pero el estudio sólo considero a jefes masculinos, con lo que el comportamiento se asocia con esa atávica conducta varonil de relacionar la solicitud de ayuda con una forma de desamparo e ineptitud.

Oh, lo que cuesta ser un jefe hoy en día. Si quieres ser un buen empresario, apúntate en alguno de los cursos de administración disponibles.

Al analizar la toma de decisiones de los jefes considerados en el estudio de Organizational Behavior and Human Decision Process, se encontró que entre menor es el caso que se hace a observaciones y consejos, mayor es el índice de error en las decisiones corporativas. Un hecho que, sin embargo, no modificó la actitud de los jefes hacia el punto de vista ajeno, al que siguieron calificando de ruido de fondo.

De manera que la próxima vez que tu jefe deprecie tus opiniones, respeta el dictado de la ciencia, guarda silencio, y busca otra empresa: entre mayor la sabiduría que demuestres, menos tu valía ante sus ojos, irremediablemente. Es darwinismo puro: el sordo prevalece.