Vivienda

¿Es buena idea hipotecarse después de los 60 años?

Minority Family

Hace un par de días hablábamos sobre las hipotecas para personas mayores, dando las pautas más importantes sobre el tema. La mayoría de las entidades financieras solo conceden hipotecas hasta los 75 u 80 años, lo que se refiere a la edad al momento de terminar de pagar.  Por lo tanto, si una persona tiene 65 años y se le concede una hipoteca en una entidad que solo las otorga hasta los 75 años, el plazo máximo será de 10 años aunque por supuesto, puede optar  por plazos más breves.

Este es el punto más crítico. Una hipoteca de corto plazo es mas barata, ya que al final del camino se pagan mucho menos euros (miles menos) pero con cuotas muy significativamente más altas De hecho, una de las opciones cuando alguien no puede pagar su hipoteca, es alargar el plazo, ya que de esta forma la cuota es menor.

Una cuota muy alta a cualquier edad es un problema  y a esa edad, donde la probabilidad de gastos inesperados por problemas de salud es más alta, es un riesgo. Si se cuenta con buenos seguros esto se minimiza, pero también tienen un costo y también es alto.

A favor de asumir una cuota alta a esa edad es que no se tienen personas a su cargo y que los ingresos suelen ser seguros. Una pensión o jubilación no dejará de recibirse, como puede ocurrir si estamos dependiendo de un sueldo, cuyo trabajo puede perderse.

Cada situación particular es diferente, pero un factor muy importante es ver que porcentaje de endeudamiento implica. Si supera el 30 % es demasiado riesgo.