FinanzasGuías prácticas

¿En dónde invertir mi dinero?

Son tiempo difíciles y volátiles en la bolsa. La crisis del ladrillo, la desaceleración de la economía lastrada por la caída del ladrillo, el alto precio de los combustibles y las materias primas, y las tibias medidas que la FED estadounidense realiza de tanto en tanto para intentar paliar al mercado estadounidense (que se hunde sin misericordia) son focos de alerta que el inversor experto o primerizo no debe pasar por alto al momento de diseñar su cartera de valores.

Sí: cartera de valores. La principal enseñanza que podemos tomar de la crisis del ladrillo es que atar el crecimiento económico a un sólo sector es, por lo menos y al mediano plazo, suicida. La diversificación es la más sensata de las políticas para encontrar rentabilidad al mediano plazo y liquidez al corto.

Las mejores opciones: una cartera defensiva que incluya telecomunicaciones de probada solvencia (Telefónica), energéticas (Enagas), tecnológicas bien posicionadas (Indra) e instituciones crediticias que mantuvieron un crecimiento sostenido a pesar de la crisis, como Banesto.