Empresas

Empresario sube sueldos tras intentar vivir con el ingreso de sus trabajadores

Depositphotos_18176235_m

En una experiencia inédita, digna de figurar entre los cursos de administración de empresas, un empresario italiano decidió estudiar si subía o no el sueldo de sus empleados, y decidió tomar la decisión bajo criterios de peso. De manera que intentó vivir con los ingresos de sus trabajadores. Fracasó, y decidió subirles el sueldo a todos sus empleados.

El diario La Repubblica consigna el caso del empresario italiano Enzo Rossi, de 42 años, quien ha subido el sueldo de sus trabajadores tras probar fortuna viviendo con su sueldo, y siendo apenas capaz de llegar al día 20 de mes.

Rossi, director de la fabrica de pasta Campofilone, tras subir en 200 euros el sueldo de sus empleados, se declara a favor de  “tomar más de los ricos para dar a los pobres”.

Para la experiencia, Rossi de dio a si mismo un sueldo de mil euros, y otro mil para su mujer, también empleada en la sociedad, si bien con esos 2.000 euros duplicaba el ingreso de la mayor parte de las familias de sus empleados.

A pesar de ese margen extra, y una vez realizado el pago de servicios, Rossi y su mujer no llegaron al día 20 del mes. Tras razonar que en esa medida, mes a mes, de cumplirse un año, llegarían sólo al día 120 con dinero, decidió subir en 200 euros el sueldo de cada uno de sus trabajadores. “Es lo mínimo que podía hacer”, explica, tras definir la experiencia de quedase sin dinero: “Me he sentido como uno cuando se sumerge en el mar a veinte metros de profundidad y descubre que la bombona de oxígeno se ha agotado”.

“El coste de la vida ha subido 150 euros al mes, según el Instituto Nacional de Estadística. Para los que son como yo no es nada, para los trabajadores 150 euros menos son casi dos mil euros al año y eso significa no pagar las averías del automóvil o no comprar el ordenador al hijo”, asegura Rossi, quien dice que su empresa va bien, y es justo compartir los beneficios.

  • Betty-muniz

    Ojalá más empresarios hagan lo mismo, gracias.