Empleo

¿Es emprender la única solución al desempleo?

emprender

Este fin de semana se han otorgado los premios al Emprendedor Del Año. El premio a la mejor empresa ha recaído en Enigmedia, un negocio dedicado a ofrecer soluciones tecnológicas a las empresas, mientras que ha sido reconocido como mejor emprendedor del año un joven que, con solo 28 años, tiene unos ingresos anuales de 35 millones de euros.

Con estos datos, parece aun más cierta la afirmación que últimamente más se oye: Emprender es la solución al desempleo. Pero ¿es realmente emprender la única salida de la crisis?

Emprender: ¿la solución?

Es un hecho conocidos por todos que el número de cotizantes a la Seguridad Social es muy bajo para soportar todo el sistema de servicios públicos del país, y también se sabe que las cifras de desempleo no auguran nada bueno a medio plazo. En este contexto, el desánimo puede apoderarse de las personas en edad de trabajar y que, o nunca han trabajado y ya rozan los 30 años, o que después de media vida trabajando, se encuentran con más de 50 y sin posibilidades de volver a trabajar.

La solución que se plantea desde el Gobierno, y desde los medios de comunicación pasa por un cambio de mentalidad a la hora de buscan empleo: no busques, crea tu propio empleo. Para facilitar las cosas a los emprendedores, ya se han desarrollado varias medidas que pasan por una tramitación más rápida de los permisos, y por una bajada en las tasas de autónomos. Desde los medios bombardean con ejemplos de empresas de éxito, con números de récord, y con empresarios que viven una vida de auténtico lujo.

Y es cierto que una idea de negocio, si bien desarrollada, respaldada por una cierta solvencia económica y por una firme voluntad de trabajar mucho, puede dar buenos resultados. Pero también es verdad que, detrás de la consolidación de una empresa de éxito hay muchos años de esfuerzo, de horas extras no recompensadas y de dolores de cabeza para que los números cuadren a fin de mes.

Emprender puede ser la solución a la situación de desempleo, y puede ser parte del motor que active la economía, pero también puede ser la puntilla de remate de una situación económica débil.

Emprender, sí, pero con cabeza

Emprender sí es una solución, pero siempre que se tengan los pies en la tierra, y que se deseche de la cabeza la idea del empresario con una villa de lujo, tres vehículos de gama alta en el garaje y que no tiene que preocuparse de hacer cuentas a fin de mes. Al menos, hasta que la crisis termine.

Etiquetas:
  • Pingback: El emprendimiento como complemento de la vida laboral

  • Pingback: Emprendimiento online: primeros pasos para crecer