Empresas

Emprendedores contra funcionarios (II)

Depositphotos_4077880_m

Marc Vidal nos recuerda que ante la inminente crisis de la figura del funcionario, hay que oponer y rescatar la del emprendedor. Ante la disminución de las contribuciones sociales y el aumento del paro, el cuerpo funcionarial no puede (no debería seguir creciendo). Ser funcionario ya no es el refugio que lo jóvenes creen.

A diferencia del funcionario, nos dice Vidal, el emprendedor no conoce la seguridad, y el fracaso es una parte esencial de su trabajo y aprendizaje. Su éxito se basa en buena medida en su capacidad para convivir con una crisis constante.

Esta aceptación de la posibilidad y cercanía del fracaso resulta, a los ojos de la sabiduría convencional española, más reprobable que la comodidad del funcionario,

Dice Vidal :“Se fabrican ciudadanos narcotizados cuyo miedo al fracaso es supino. Por ejemplo, a los jóvenes, les ayudamos a conseguirlo todo y a evitar que se enfrenten al fracaso.”

Fuente | Cotizalia