Empresas

Emprendedor desde la universidad

 El paso por la universidad es generalmente una época de grandes satisfacciones para traer luego el recuerdo de esos días en que día a día aprendíamos algo nuevo e interesante.

Es precisamente en la universidad que se empiezan a forjar con más solidez los planes de muchos emprendedores, quienes quizás tenían una vaga idea de lo que quisieran emprender algún día, y en el momento en que reciben las herramientas para llevarlo a cabo la idea se concretiza.

Actualmente, las universidades alrededor del mundo han implementado ya algún curso o materia que guíe a sus estudiantes en el universo del emprendimiento. Puede que para alguno de ellos se trate de un curso más que hay que ganar, pero para muchos este tipo de temas en su pensum de estudios representa un gran aprendizaje. Por ejemplo, muchos centros de estudios han desarrollado programas en que los estudiantes deben idear un negocio y llevar a cabo todo el desarrollo del plan de negocios correspondiente, presentarlo y en muchas ocasiones, éstos estudiantes son premiados por diversas instituciones (como bancos, entidades financieras o compañias grandes) al proveerles los medios para ejecutar el plan.

De aquí, que muchos de los jóvenes emprendedores que vemos día a día se iniciaron gracias a éste tipo de premios, y, aún cuando no ganaran el premio, haber trabajado en un plan de negocios los ha llevado a ejecutarlo por cuenta propia, convirtiéndose en negocios rentables y exitosos. De hecho, según la Universidad de Oviedo, actualmente los jóvenes estudiantes que se han involucrado en cursos de emprendimiento han experimentado progresivamente un cambio de mentalidad, al ir disminuyendo la reticencia que antes existía ante el riesgo que representa graduarse e iniciar un negocio propio. Es más, el 80% de negocios iniciados por jóvenes emprendedores que han cursado programas así se han mantenido a largo plazo, lo que habla del éxito que encontraron en el mercado.

Así que el resto de nosotros, que hemos salido ya de la universidad, debemos apoyar a las generaciones que vienen atrás, quienes necesitan “una mano” amiga, la mayoría de veces, financiera. No sabes si al invertir en ese negocio cambies tu destino… Claro, con las respectivas precauciones. ;)

Fuente: Universia  |  Imagen: Flickr

  • Pingback: ¿Enchufar a gente a tu empresa? | Blog Trabajos